que-es-storytelling-adiria

Storytelling, el secreto del éxito

De la misma forma que los cuentos infantiles clásicos estaban orientados, a través de metáforas, a educar a los niños en diversas situaciones conflictivas, el storytelling en Marketing está orientado a generar un engagement con nuestra marca, que se traduzca en leads y fidelización.

Esto es algo que toda persona que trabaje en Marketing conoce, pero hay marcas que han sido pioneras en el storytelling, y que llevan años aplicando con un éxito indiscutible, creando campañas que se estudian en las Universidades, como Nike, Coca Cola o Apple.

Campaña “Think different” de Apple:

¿Cuál es el secreto del éxito del Storytelling?

Sencillo, no vender el producto, sino lo que nos hace sentir. 

Internet, las redes sociales… esta era de la sobreinformación ha hecho evolucionar al Marketing digital hacia donde estamos ahora. Un momento en el que vender un producto o servicio no es simplemente presentarlo. Es hacer que el usuario lo sienta.   

Un buen storytelling implica conexión emocional marca – usuario. Si no lo conseguimos, es que no hemos hecho un buen trabajo. 

¿Cómo se consigue crear un buen Storytelling?

No vamos a mentir, no es fácil. No es solo crear una historia, es crear LA historia de la marca. Con su pasado, presente y futuro. 

Para ello hay que tener en cuenta muchos aspectos, alguno de ellos son: el público al que está dirigida, el objetivo que queremos conseguir, los canales de distribución, el branding, etc.  

Antes de empezar, hay que estudiar bien la marca. Sus necesidades, valores, visión de negocio… Por supuesto, valorar a qué target va dirigido y en qué canales se distribuirá. El trabajo previo es de vital importancia para que el trabajo de creación de Storytelling sea un éxito. Los cimientos deben ser firmes para construir algo sólido.

5 elementos para crear nuestro Storytelling

  • Qué queremos contar y con qué objetivo: En Marketing ya sabemos que no se improvisa. Elaborar una estrategia comienza con el paso inevitable de planificar, investigar y establecer objetivos. En este caso se procede igual.
  • Selección de estilo: En función del público objetivo al que nos dirigimos, y el mensaje que queremos hacer llegar, definiremos qué estilo usaremos para el relato. 
  • Estructura del texto: No es una novela, pero aun así, debemos tener estructurado el relato para que sea coherente. 
  • La metáfora: Volviendo al comienzo de este post, insistimos: los cuentos infantiles enseñaron a miles de niños a que ir solo por el bosque es peligroso, o que si construyes una casita de paja, para terminar antes, lo pagarás caro 😉 Las metáforas son un valor indiscutible en el Storytelling. 
  • Personajes y arquetipos: son los que nos ayudan con la función identificativa del usuario. Por ejemplo, Jesús calleja es “el explorador”, Morgan Freeman es “el padre”, Madonna “la rebelde”, etc. 

En definitiva, para crear un buen relato debemos captar la atención del usuario, generar emociones, y crear un vínculo potente entre usuario y marca. Esta es la receta del éxito.