mensaje-comunicacion-marca-adiria

Por qué adaptar los mensajes en la comunicación de una marca

En nuestro día a día, de manera totalmente inconsciente, catalogamos y lanzamos multitud de mensajes diarios a nuestro entorno. Medimos el tono, el contenido, y el canal (entre otras cosas) para que cada mensaje llegue a su destinatario de forma coherente, respetuosa con la norma social y, sobre todo, efectiva. 

Por ejemplo, no nos expresamos en los mismos términos y por los mismos canales con un jefe que con un amigo. No se nos ocurriría mandarle un WhatsApp a las 11 de la noche a nuestro supervisor, ni tampoco invitar a nuestro mejor amigo a un cumpleaños vía LinkedIn… De la misma forma, debemos medir bien los mensajes que queremos transmitir y en qué canales, en el ámbito del marketing digital. 

¿Por qué nos cuesta tanto afinar en los mensajes de marca? 

Hay varios factores que influyen en este aspecto. Uno de ellos es que, evidentemente, tenemos mucha experiencia en ser nosotros mismos, pero no en ser otras personas/marcas. Por lo que adaptar los mensajes para conseguir el objetivo que queremos, tiene una fórmula sencilla, aunque de largo recorrido: conocimientos y experiencia. 

Para que nuestro mensaje llegue de manera efectiva tenemos que pensar en tres factores básicos: qué canal uso para comunicarme, qué mensaje quiero transmitir y quién es mi público objetivo

¿Son todos los canales iguales?

Evidentemente no. Nuestra atención para decidir si abrimos un mail o no es de cinco segundos, ocho si hablamos de si clicaremos o no en un titular en prensa. Sin embargo, en canales como WhatsApp es de casi 20, porque lo tenemos asociado a un contexto donde el que nos escribe nos importa. 

El caso de las redes sociales es un buen ejemplo de cómo tenemos que adaptar el mensaje al canal:

  • Twitter: principalmente adecuada para B2C, mensajes sencillos y directos usando #
  • Facebook: aunque nació pensada para el B2C, también es válida para B2B. Las creatividades lo son todo: fotos, vídeos, encuestas… eso sí, funcionan mejor los textos cortos y pocos #
  • LinkedIn: centrada el  B2B, es la abeja reina de los negocios. Perfecta para que escribamos artículos y comentemos noticias de nuestro sector. 

Evidentemente lo que ponemos en 280 caracteres en Twitter debería ser explicado siguiendo las 5W al detalle si es que vamos a convertir el mismo mensaje en una Nota de prensa que queremos que llegue al público objetivo.

Según el público objetivo

Es fundamental establecer a qué público objetivo va destinado nuestra comunicación y ser conscientes de que no podemos hablar en los mismos términos a adolescentes de 15, a millennials de 30, o a boomers de 60.

Los usuarios tienen que sentirse identificados con los mensajes que les mandemos, si no, nuestra comunicación será un fracaso.  Tenemos que hablar “el idioma” de nuestro público objetivo para que el mensaje cale.

Adaptar, la clave del éxito

Si quieres que tus comunicaciones funcionen debes siempre adaptar los mensajes y planificar una estrategia que nos acerque al público objetivo.  No sirve de nada tener cuatro redes sociales, si Tu público solo está en dos. Tampoco funcionará poner el mismo mensaje en todas ellas: hay que adaptarlo. Si haces un corta y pega en todas las RRSS a la larga va a afectar a nuestra imagen de marca.  

En definitiva, debemos tener una estrategia bien elaborada que nos permita establecer una comunicación de éxito.