errores-que-no-debes-cometer-en-tu-web

4 errores importantes que no debes cometer en tu web

En nuestro día a día trabajando en Marketing Digital vemos muuuchas webs. Alguna de ellas, incluso, de empresas de renombre que tienen problemas en cuanto al tráfico de su sitio y nos piden ayuda para solucionarlo. Por eso hemos creído interesante compartir este post, con algunos errores importantes que nos encontramos más habitualmente de lo que se debería… 

1. Que no esté correctamente optimizada para móvil

A estas alturas todos sabemos que hay que optimizar las webs para todos los dispositivos. Tanto de cara a un beneficio de navegación para los potenciales clientes, como para favorecer el posicionamiento web. Sin embargo, nos encontramos a veces con que el trabajo está hecho, pero a medias.

Esto puede suponer tanto un abandono del sitio por parte de los usuarios, como penalizaciones de los motores de búsqueda. 

Recomendación: Revisa Google Analytics para ver qué porcentaje de usuarios se conecta desde cada dispositivo. Quizá estés pensando en que la mayoría se conecta desde ordenador, ¡y te llevas una sorpresa! 

2. No tener Google Analytics

Esto es un must, debería ser obligatorio de hecho. ¡Y no, no exageramos! Las estadísticas son fundamentales en Marketing digital, y la herramienta de Google Analytics nos da los más importantes para poder averiguar qué cosas estamos haciendo bien y qué cosas hay que corregir en nuestra web.

Algunos de los datos que nos aporta:

  • Edad, sexo e intereses de nuestros usuarios. Así puedes saber si estás llegando al público objetivo que tienes en mente. O bien, si deberías plantear un cambio.
  • Tasa de rebote. Puedes observar el porcentaje de abandono que tiene tu web. (Si no sabes bien qué es, te dejamos el enlace a un post donde hablamos de ello) 
  • Qué páginas son las más visitadas. Con esta información, entre otras cosas, puedes ver si los clientes están yendo donde quieres o si hay que buscar una estrategia para redirigirlos

Recomendación: ¡enlázalo con tu web si no lo has hecho ya!

3. Tener un espacio dinámico y no actualizarlo

Por ejemplo tener un blog pero no escribir nunca, o tener un espacio de promociones que siempre está vacío. Esto da una mala imagen de marca, puesto que da sensación de abandono y afectará de manera negativa a los usuarios que se estén planteando tus productos / servicios. 

Por otro lado, también influye en el posicionamiento web. Los motores de búsqueda mostrarán mucho menos tu web si está sin actualizar desde hace tiempo. 

Recomendación: piensa bien antes de añadir un apartado dinámico en tu web. Tienes que estar seguro de que vas a poder invertir tiempo o dinero en ello. Si no estás seguro, déjalo para más adelante, para cuando puedas comprometerte a hacerlo. Es mejor no añadir una página de blog, que añadirla y tenerla vacía o sin actualizar desde hace mucho tiempo.  

4. No hacer una inversión adecuada 

Tenemos que ser plenamente conscientes de que, hoy en día, una web es una parte fundamental de una marca. Eso, sin mencionar las empresas que se mueven exclusivamente online…

Entendemos que a veces los números agobian, la cantidad de gasto, el saber si llegará el retorno de la inversión, etc. Pero hay que establecer prioridades, y la construcción, el diseño de tu página web y su funcionamiento, deben ocupar el lugar que les corresponde.

Aunque tengas una tienda física, por ejemplo, si alguien se plantea ir a visitarte o no hacerlo, primero buscará en internet si tienes web, te juzgará, y decidirá si merece la pena la visita o no. 

Recomendación: Establece un presupuesto acorde, cuenta con profesionales y con herramientas que te garanticen el buen funcionamiento y aspecto de tu web.