blog-adiria-inbound-marketing

Inbound Marketing: la importancia de aportar valor a tu cliente

Estás viendo una película y, de repente, publicidad. Estás viendo un vídeo de YouTube y, de repente, publicidad. Estás disfrutando de una plácida tarde de viernes después de trabajar y, de repente, tres llamadas al móvil para convencerte de que te cambies de compañía telefónica. Por no hablar de esos mailings que conducimos directamente a nuestra carpeta de spam. Publicidad y más publicidad.

Queda claro que toda marca necesita un buen plan de marketing para posicionarse y generar clientes; pero, ¿hace falta ser tan intrusivo? La respuesta es no. Por eso, hoy hablamos del Inbound Marketing: una metodología que consiste en crear experiencias de valor, a través de una creación de contenidos de calidad, que logre impactar de forma positiva sobre las personas; construyendo una buena imagen para la empresa. A través del inbound, en vez de huir abrumado, el consumidor se sentirá atraído por nuestra marca.

Por qué sumarse a la estrategia inbound marketing

Además de acercarse al cliente a través de estrategias no intrusivas, el Inbound propone una serie de ventajas muy a tener en cuenta.

  • Aumenta nuestra voz de autoridad a través de contenido que nos sitúa como expertos.
  • Generamos más interés y demanda hacia nuestros productos o servicios.
  • Reducimos los costes y acortamos los ciclos de compra gracias a la automatización de los procesos.
  • El tráfico orgánico a nuestra web perdura en el tiempo y, además, son usuarios de nuestro target.
  • Aumentamos la base de datos cualificada.
  • Construimos una comunidad alrededor de nuestra marca.

Cómo establecer una estrategia inbound marketing

Posicionar y dar valor a nuestra empresa en el entorno digital no es fácil, pero si lo hacemos a través de experiencias positivas para el consumidor, construiremos una comunidad sólida de clientes. Una red de personas que en el futuro podrían convertirse en embajadores de nuestra marca.

Aquí algunos tips para crear tu estrategia de inbound marketing:

1. Establecer nuestro buyer persona y su buyer journey

Consiste en acompañar al cliente durante todo el proceso de compra. Desde que el consumidor comienza a buscar soluciones a su problema hasta que compra el producto. Además, después, seguiremos creando fidelización con un servicio post-venta.

2. Personalización en los contenidos según la fase en el funnel

El embudo de ventas o funnel nos ayuda a saber en qué fase de compra está el cliente. Según la etapa en la que se encuentre, podremos ofrecerle un contenido u otro. Le ayudaremos a tomar decisiones.

3. Crea tu propio storytelling

Es la parte más creativa. ¿Qué valores transmite nuestra marca?, ¿cómo puedo crear un contenido que sea capaz de generar emociones en mi público objetivo?, ¿qué es lo que me diferencia del resto? Encontrar los mensajes clave de tu producto es esencial para que el consumidor conecte con él.

4. Siempre SEO

Sobran las presentaciones. Tener una estrategia SEO es fundamental para posicionar nuestra marca. Aparecer en la primera página de Google no es sencillo, pero siguiendo una serie de pautas, como el uso de palabras clave, podremos ganar visibilidad de forma orgánica en el buscador.

5. La importancia de las analíticas

Una vez hemos generado nuestro contenido debemos seguirlo de cerca y analizarlo. ¿Qué impacto han recibido los artículos que he subido a mi blog en el último mes?, ¿y en redes?, ¿qué funciona y qué no? Teniendo en cuenta esto, conseguiremos afinar y crear contenido de interés para nuestro público.